¿Qué supone el consumo de miel?


+119

El ser humano desde su supremacismo tiene interiorizada la idea de que las abejas “dan” miel, las vacas “dan” leche, las gallinas “dan” huevos y las ovejas “dan” lana. El mundo animal existe para nuestro uso y abuso.

Los invertebrados constituyen el 95% del reino animal. Tienen sistema nervioso, lo que conlleva que sientan dolor, placer, miedo o estrés.

Las abejas no producen miel para que el ser humano disfrute de ella. La miel constituye su alimento, les sirve para inmunizar su hogar de enfermedades, y para crear la estructura de la colmena.

Lo habitual es que se les robe de modo industrial, obligándoles a crear colmenas en cajas donde las abejas reinas no pueden huir debido a que suelen cortarles o amputarles las alas. Las abejas son individuos muy gregarios, de modo que se quedan donde está su abeja reina. Así, el apicultor las controla fácilmente. Las abejas reinas son incluso manchadas con pintura para localizarlas rápidamente.

Tenemos en la mente la imagen del apicultor enfundado en un traje blanco, rociando de humo la colmena para que las abejas salgan, asustándolas y estresándolas. Por supuesto las abejas intentarán defenderse, pero sin éxito. Se extraen las placas de las cajas para quitarles la miel y las vuelven a colocar donde estaban, lo que conlleva que en el proceso de quitarlas y ponerlas se aplasten cientos de ellas

Cada colmena sufre este proceso hasta que la “producción” decrece, y en ese momento, del mismo modo que ocurre con vacas o gallinas, son desechadas o asesinadas, siendo habitual hacerlo quemando la colmena con ellas dentro.

Los animales sean de la especie que sean no necesitan que se regule su explotación sino que ésta sea abolida, al igual que se abolió la esclavitud humana. (Al menos, legalmente)

The Kingdom of the Bees

William Shakespeare

So work the honey-bees

Creatures that, by a rule in Nature, teach

The art of order to a peopled kingdom

They have a king, and officers of sorts;

Where some, like magistrates, correct at home;

Others, like merchants, venture trade abroad;

Others, like soldiers, armed in their stings,

Make boot upon the Summer’s velvet buds;

Which pillage they with merry march bring home

To the tent-royal of their emperor;

Who, busied in his majesty, surveys

The singing masons building roofs of gold;

The civil citizens kneading-up the honey;

The poor mechanic porters crowding-in

Their heavy burdens at his narrow gate;

The sad-eyed justice, with his surly hum,

Delivering o’er to executors pale

The lazy yawning drone.

Henry V, Act 1, Scene 2

Así trabajan las abejas;
criaturas que, por la ley natural, enseñan
el arte del orden a las poblaciones de los reinos.
Tienen un rey y oficiales de diversos grados;
donde algunas, como magistrados, corrigen en casa;
Otras, como los comerciantes, se aventuran a comerciar en el extranjero;
Otras, como soldados, armados con sus aguijones, saquean los tesoros de los capullos de terciopelo del verano;
y con marcha alegre transportan su botín a casa,
a la tienda real del emperador,

quien, ocupado en su majestad, vigila
a los albañiles que cantando construyen los techos de oro, a los cívicos ciudadanos que amasan la miel,
a los pobres artesanos cargadores que se apiñan
con sus pesados fardos delante de la estrecha puerta,
y al juez, de mirada triste que, con su áspero zumbido, entrega los pálidos verdugos
a los perezosos y soñolientos zánganos.

ODA A LA ABEJA Pablo Neruda

MULTITUD de la abeja!
Entra y sale
del carmín, del azul,
del amarillo,
de la más suave
suavidad del mundo:
entra en
una corola
precipitadamente,
por negocios,
sale
con traje de oro
y cantidad de botas
amarillas. Perfecta
desde la cintura,
el abdomen rayado
por barrotes oscuros,
la cabecita
siempre
preocupada
y las
alas
recién hechas de agua:
entra
por todas las ventanas olorosas,
abre
las puertas de la seda,
penetra por los tálamos
del amor más fragante,
tropieza con una gota de rocío
como con un diamante
y de todas las casas
que visita
saca
miel
misteriosa,
rica y pesada
miel, espeso aroma,
líquida luz que cae en goterones
hasta que a su
palacio
colectivo
regresa
y en las góticas almenas
deposita
el producto
de la flor y del vuelo,
el sol nupcial seráfico y secreto!
Multitud de la abeja!
Elevación
sagrada
de la unidad,
colegio
palpitante! Zumban
sonoros
números
que trabajan
el néctar,
pasan
veloces
gotas
de ambrosía:
es la siesta
del verano en las verdes
soledades
de Osorno. Arriba
el sol clava sus lanzas
en la nieve,
relumbran los volcanes,
ancha
como
los mares
es la tierra,
azul es el espacio,
pero
hay algo
que tiembla, es
el quemante
corazón
del verano,
el corazón de miel
multiplicado,
la rumorosa
abeja,
el crepitante
panal
de vuelo y oro! Abejas,
trabajadoras puras,
ojivales
obreras,
finas, relampagueantes
proletarias,
perfectas,
temerarias milicias
que en el combate atacan
con aguijón suicida,
zumbad,
zumbad sobre
los dones de la tierra,
familia de oro,
multitud del viento,
sacudid el incendio
de las flores,
la sed de los estambres,
el agudo
hilo
de olor
que reúne los días,
y propagad
la miel
sobrepasando
los continentes húmedos, las islas
más lejanas del cielo
del Oeste. Sí:
que la cera levante
estatuas verdes,
la miel
derrame
lenguas
infinitas,
y el océano sea
una
colmena,
la tierra
torre y túnica
de flores,
y el mundo
una cascada,
cabellera,
crecimiento
incesante
de panales!
Pablo Neruda 

+119

2 comentarios sobre “¿Qué supone el consumo de miel?

Agrega el tuyo

  1. La cantidad de vitaminas y minerales en la miel es irrisoria. Legalmente, para poder afirmar que un alimento es “fuente” de una vitamina o mineral, 100 gramos de dicho alimento tienen que cubrir como mínimo el 15 por ciento de las recomendaciones, tal y como detalla con mucho criterio el dietista-nutricionista y biólogo Juan Revenga (@juan_revenga) en su blog. Para cubrir el 15 por ciento de las recomendaciones de cualquier nutriente con miel deberíamos tomar no 100 gramos, sino muchísimo más. Veamos dos ejemplos. El contenido de vitamina B1 de la miel es cero miligramos. El contenido en vitamina B3 de la miel es 0,121 miligramos, supone el 0,8 por ciento de las recomendaciones. Es decir, deberíamos tomar casi dos kilos de miel cada día para cubrir el 15 por ciento de las recomendaciones. Te aconsejo encarecidamente que no lo hagas.
    Además de vitaminas y minerales, hay quien afirma que la miel tiene propiedades “sanadoras”. Los pocos estudios que han evaluado este punto no sustentan dichas supuestas propiedades, y eso tras obligar a los voluntarios a tomar ingentes cantidades de miel. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA en sus siglas en inglés), considera que la miel no produce ninguno de estos beneficios que le otorgan muchos terapeutas alternativos, vendedores de miel o productores.

    +5
  2. Durante años una determinada industria que había perdido mucho mercado debido al bajo precio del azúcar, nos hizo creer en los efectos milagrosos de la miel. La ignorancia y el afán de creer en nuevas fábulas consiguió que se incrementara la producción de miel, convirtiéndose en el nuevo “crece pelo” curalotodo.
    Está demostrado que esos efectos mágicos de la miel son falsos.

    +11

Deja un comentario

Veganism.es 2020 | Todos los derechos reservados.

Subir ↑

Español ES English EN Français FR