La carne. Meat or flesh?


Carol J. Adams acuñó el concepto referente ausente absent referent refiriéndose a la desconexión que se produce en la gente ante el plato de carne. Las costillas de cordero son algo totalmente inconexo con la preciosa y tierna criatura a la que probablemente serían incapaces de hacer ningún daño. El plato de carne nunca es alguien, es algo y por ello se produce esta ausencia referencial: un ser vivo que, al igual que todos nosotros, quería seguir viviendo.

Durante el embarazo las cerdas permanecen confinadas en jaulas tan pequeñas que no pueden darse la vuelta ni caminar hacia delante o hacia atrás

Después de su encierro en el embarazo, las cerdas son inmovilizadas desde el parto hasta el destete de los lechones

Foto de Jim Masón y J. A. Keller, del libro Animal Factories

Los lechones son retirados del lado de su madre a las dos semanas de su nacimiento, a la hembra se la vuelve a preparar para una nueva gestación. A los lechones se les amputa la cola, los dientes, el hocico, se les castra, sin utilizar anestesia o analgésicos. Se trata de operaciones sumamente dolorosas

A algunos a las tres o cuatro semanas se les sacrificará; otros son destinados a ser cebados durante seis meses antes de ser conducidos al matadero.

La corta vida de estos cerdos se desarrolla dentro de las jaulas sin moverse y sin ver la luz del sol. Su única ocupación es comer hasta alcanzar el peso ideal para el sacrificio.

El maltrato de cerdos en las granjas es continuo desde su nacimiento hasta el momento en que son sacrificados en el matadero.

Foto de Jim Masón y J. A. Keller, del libro Animal Factories

Esta es la sola y única razón por la que no he vuelto a probar carnes o embutidos

mama pig and baby- Pigs for Meat – Woodstock Sanctuary

Los cerdos son inteligentes, curiosos y pulcros. Su inteligencia es comparable a la de chimpancés y delfines. En libertad su esperanza de vida se sitúa en los 15 años, pero la carne de cerdo proviene de animales sacrificados entre los 3 y 6 meses de edad.

Cada año se sacrifican de 40 a 50 millones de cerdos en España.

Foto cortesía de Humane Farming Association

Esta ternera estabulada pasará toda su vida confinada en esta estrecha jaula para que sus anémicos músculos permanezcan tiernos hasta que la descuarticen. Para poder tumbarse, estas terneras tienen que encorvarse hasta lograr encajar sus piernas en un establo de 55 cm.

Ternera: (llamada así por la ternura de su carne). Tierna por la falta del movimiento y ejercicio propios de cualquier cría, y blanca por la falta de hierro y minerales.

Las vacas son animales curiosos e inteligentes. Las madres se dedican al cuidado de sus crías con total entrega. En libertad estos animales pueden llegar a vivir de 25 a 30 años, pero la industria cárnica sacrifica a las terneras entre el primer y el segundo año de vida.

Cada año se sacrifican unos dos millones y medio de terneras en España.


Ahora sabemos que las aves tienen habilidades que se creían exclusivas de los humanos. Las urracas se reconocen frente al espejo; los cuervos aprenden a construir y a usar herramientas y los loros grises africanos saben contar, clasifican objetos por el color o la forma y aprenden el significado de las palabras.

Cada vez más pruebas indican que el pollo doméstico posee una inteligencia sorprendente. Son ingeniosos, astutosmaquiavélicos y también compasivos. Hacen gala de complejas habilidades comunicativas y emplean señales complejas para dar a conocer sus intenciones. Y no solo eso: cuando toman decisiones apelan a su experiencia y a sus conocimientos sobre la situación, resuelven problemas difíciles y prestan ayuda ante un peligro.

La inteligencia animal resulta más habitual de lo que se pensaba.

Esta nueva visión de la capacidad cognitiva del pollo tiene implicaciones éticas por el trato que se les dispensa en las granjas avícolas. Reconocerles estos rasgos obliga a reconsiderar las condiciones abusivas y de maltrato en unos sistemas de producción destinados a obtener carne y huevos al menor precio.

Los investigadores han tardado un siglo en averiguar qué discurre por su cerebro. En los años veinte del pasado siglo, el biólogo noruego Thorleif Schjelderup-Ebbe dictaminó que se regían por un sistema jerárquico. Comprobó que los pollos dominantes imponían su voluntad a otros pollos si tomaban iniciativas por encima de su rango.

El siguiente avance relevante tardaría décadas. En la Universidad de Los Ángeles, se clasificaron sus cantos y se determinó que el repertorio del pollo constaba de unos 24 sonidos, muchos específicos de ciertas situaciones, como una llamada de advertencia ante una amenaza.

Las observaciones indicaban que en ese cerebro del tamaño de una nuez debían estar sucediendo cosas insospechadas.

Las vocalizaciones codificaban información específica que pretendía desencadenar una reacción concreta en los congéneres. Según los etólogos, las llamadas de los pollos son «funcionalmente referenciales», esto es, se refieren a objetos y acontecimientos concretos, de modo muy similar a las palabras. Es como si creara una imagen mental del objeto al oír la llamada que le incita a reaccionar, ya sea huir ante un depredador o acercarse a una fuente de alimento.

También reveló que los pollos adaptaban los mensajes a la audiencia del momento. Estos hallazgos indican que el ave no se limita a reflejar su estado de ánimo en las vocalizaciones, como cuando está asustada o hambrienta, sino que interpreta la trascendencia de los acontecimientos y, lejos de responder por simple reflejo, parece meditar sus acciones. Se diría que piensa antes de actuar.

Las llamadas referenciales demuestran que habíamos subestimado la inteligencia del pollo. Los estudios también han planteado una pregunta intrigante: si pueden transmitir información sobre acontecimientos que tienen lugar en su entorno, ¿podrían ocultar esas noticias o incluso difundir información falsa para obtener provecho de esa conducta engañosa?

La lista de habilidades cognitivas de los pollos sigue creciendo con cada nuevo hallazgo. Giorgio Vallortigara, de la Universidad de Trento, ha demostrado que los individuos jóvenes pueden distinguir números y usar la geometría. Por ejemplo, si se les muestra un triángulo inacabado pueden reconocer la forma que tendría con todas sus partes.

El hecho de que el pollo doméstico posea ese pensamiento tan avanzado lleva a reflexionar sobre su inteligencia. Debió de heredar sus aptitudes cognitivas de su antepasado silvestre, el gallo bankiva. Su sociedad ancestral estaba formada por bandadas duraderas. Un macho y una hembra dominantes dirigían cada grupo y, como en tantas otras sociedades, obtenían lo que deseaban, alimento, espacio o apareamiento, manteniendo a raya a sus subordinados. Los machos dedicaban gran parte del tiempo a exhibirse ante las hembras y proporcionarles sustento. Estas observaban con atención a los machos, juzgaban y recordaban sus acciones. La competencia en la bandada no representaba el único factor que estimulaba la capacidad mental de las aves. Debían afrontar diversas amenazas externas, cada una de las cuales exigía una estrategia de huida distinta. Estas condiciones les obligaron a idear tácticas inteligentes para lidiar con sus congéneres y con los peligros del entorno, así como maneras de comunicarse. Esta inteligencia perdura en el pollo doméstico.

Que esta inteligencia corresponda a miles de millones de animales devorados por los humanos pone sobre la mesa la cuestión del trato que reciben. Aves que en libertad solían vivir en pequeñas bandadas son ahora alojadas en compañía de hasta 50.000 congéneres. La esperanza de vida de diez años se acorta hasta seis meses escasos en los pollos para carne; son sacrificados a esta tierna edad porque han sido genéticamente seleccionados para crecer con tanta rapidez que si se les dejase vivir más sufrirían terribles cardiopatías, osteoporosis y fracturas óseas.

El destino de las gallinas ponedoras no es mucho más halagüeño: viven 18 meses recluidas en el espacio de un folio de papel.

La flexibilidad y la adaptabilidad del pollo, heredadas del sociable gallo bankiva, podrían contribuir a su perdición, porque le permiten sobrevivir en las condiciones antinaturales y de maltrato continuado. Esto no cesará mientras a la gente no le importe la procedencia de los alimentos y desconozca la notable naturaleza de este animal.

La verdadera naturaleza de la inteligencia de los pollos apenas ha comenzado a desvelarse, pero una cuestión está clara: distan mucho de ser las aves bobas que antaño se pensaba.

fuente: Investigación y Ciencia Junio 2014


El ternero manchado

Nació manchado el ternero
Siendo su madre tan blanca,
Manchado como las flores
Cuando las quema la escarcha.

La culpa fue de la lluvia,
Que en el país de la nata
Jugó con él en el barro
Sin saber su madre blanca.


Efraín Barquero (poeta chileno)

Cerdo ante Dios

Tengo siete años. En la granja observo

por la ventana a un hombre que se persigna

y procede a matar un cerdo.

No quiero ver el espectáculo.

Casi humanos, escucho

alaridos premonitorios.

(Casi humano es, dicen los zoólogos,

el interior del cerdo inteligente

aun más que perros y caballos.)

Criaturas de Dios los llama mi abuela.

Hermano cerdo, hubiera dicho San Francisco.

Y ahora es el tajo y el gotear de la sangre

y soy un niño pero ya me pregunto:

¿Dios creó a los cerdos para ser devorados?

¿A quién responde: a la plegaría del cerdo

o al que se persignó para degollarlo?

Si Dios existe

¿por qué sufre este cerdo?

Bulle la carne en el aceite.

Dentro de poco

tragaré como un cerdo.

Pero no voy a persignarme en la mesa.

José Emilio Pacheco (México, 1939) EN RESUMIDAS CUENTAS (ANTOLOGÍA)


Amontonados, sedientos y hambrientos, enloquecidos de terror y dolor


Amontonados, sedientos y hambrientos, enloquecidos de terror y de dolor




El Roto

El Roto
Viñeta de El Roto
El Roto
Viñeta de El Roto
El Roto
Viñeta de El Roto

Viñeta de El Roto

¿Por qué comemos carne?

La empatía natural hacia los animales hace que puedas cuidarlos e incluso quererlos y, sin embargo, comemos tanta carne que cada minuto se sacrifican 180.000 animales que hasta entonces han malvivido en espacios reducidos, estresados, mal alimentados, mutilados o atiborrados de antibióticos. Esto no suena a precisamente a cuento de Disney, pero varios factores en tu infancia te hicieron normalizarlo.

——————————————————————–

Una película vegana ‘Casa De Carne’, que destaca los problemas de sufrimiento animal en la producción de alimentos, ganó el primer premio de los Tarshis Short Film Awards.

La película, creada por Dustin Brown para la organización sin fines de lucro Last Chance for Animals (LCA), presenta a tres amigos en un futuro no tan lejano que deben sacrificar ellos mismos a los animales que eligen para cenar en un restaurante de alta gama .

Según Brown, quien se inspiró en la serie de televisión The Twilight Zone y en las novelas de Philip K. Dick, quiere “hacer que la gente piense y cuestione su realidad cotidiana“.

Gran parte de nuestra vida cotidiana está desconectada de la naturaleza y de los sistemas de opresión y explotación que en gran parte están ocultos para nosotros. La película es una herramienta poderosa para abrir la cortina“.

Ahora más que nunca, necesitamos historias que amplíen nuestro círculo de empatía y nos permitan ver el mundo a través de una lente más compasiva. Es fácil usar nuestras diferencias como puntos de partida para el conflicto: diferente raza, diferente religión, diferente país … diferente Y, sin embargo, todos estamos compartiendo este planeta. Nuestras similitudes superan con creces nuestras diferencias. De eso se trata esta película“.


4 comentarios sobre “La carne. Meat or flesh?

Agrega el tuyo

  1. El veganismo tiene unos enemigos difíciles de combatir: económicos, de tradición, el placer por el gusto y la falta de alternativas.
    Muchos dirán que sí hay alternativas, pero éstas sólo están para aquellos que se esfuerzan en buscarlas y el esfuerzo no es una disposición humana cuando se trata de desprenderse de un placer conocido desde milenios.
    Los animales que se consumen tienen la desgracia de que su carne sea deliciosa al paladar de la mayoría de las sociedades, y esto se ha venido experimentando desde hace miles de años.
    La falta de voluntad de crear productos capaces de competir con el placer que proporciona el comer la carne de animales sensibles es evidente. Estos productos se encuentran en tiendas muy especializadas y a precios poco competitivos con las carnes tradicionales.
    La industria cárnica, imbuida de la economía capitalista -desposeída de toda sensibilidad hacia lo que no sea beneficio- será uno de los obstáculos más fuertes a que alternativas al consumo de carne animal se acabe imponiendo en el mercado.
    Como siempre el poder está en el consumidor. Exijamos en los supermercados productos veganos.

  2. Dos prestigiosos dietistas y nutricionistas, Julio Basulto y Juanjo Cáceres, muestran por qué, de acuerdo con el conocimiento científico disponible, el patrón dietético que se relaciona con una mejor calidad de vida y, también, con una mayor esperanza de vida puede sintetizarse en la siguiente máxima: «Más vegetales, menos animales y nada o casi nada de carnes procesadas y alimentos superfluos».
    Si para merendar le damos a nuestro hijo un bocadillo de jamón, estamos privándole de la mejor opción: dos frutas y un puñadito de frutos secos.

Deja un comentario

Veganism.es 2020 | Todos los derechos reservados.

Subir ↑

Español ES English EN Français FR